En una época donde la tecnología se desarrolla cada día con más rapidez y fuerza es normal preguntarnos: ¿dónde se para el hombre frente a las máquinas?

La computación y la tecnología de la información han evolucionado rápidamente. Las máquinas traen consigo los beneficios de la eficiencia, la escalabilidad y la previsibilidad. Cualquier actividad que pueda ser capturada y descrita en un algoritmo informático necesariamente irá a una máquina, por las ventajas obvias que las máquinas tienen sobre los humanos en tales trabajos.

¿Qué queda entonces para que un ser humano haga? ¿Qué hace un ser humano que una máquina no puede duplicar? ¿Dónde se necesitarían los humanos en toda la cadena industrial?

1. Ninguna máquina puede ofrecer creatividad. Las máquinas pueden repetir, sincronizar, reorganizar, superponer y yuxtaponer. Todas estas son actividades lógicas, hechas con una razón, hechas por una causa. La creatividad es sin causa y más allá de la razón. La creatividad no es un producto de los procesos usuales de la mente. Requiere libertad y fe, ninguna de las cuales es posible para un sistema creado por la mente.

2. Una máquina puede seguir, analizar, explicar, todo en función de su programación, pero ninguna máquina puede entenderlo. Donde sea que haya una necesidad de comprensión innata, el hombre tendrá que intervenir. Toda comprensión es meditativa, y las máquinas no pueden diseñarse para meditar.

3. Ninguna máquina puede empatizar o amar. Ningún diseño de máquina puede incorporar compasión. Las máquinas conocen la atracción y la repulsión, la aceptación, el rechazo y todo lo que se interpone pero ninguna se preguntará acerca de la verdad o el propósito de la vida. Ninguna máquina puede ir más allá de su programación y diseño.

Al analizar estas diferencias nos damos cuenta que la tecnología y el ser humano en realidad no están peleados uno con el otro; si no que como en cualquier equipo de trabajo, son las mismas diferencias las que hacen un equipo más fuerte, en donde cada miembro puede explotar al máximo sus habilidades y fortalezas.

La tecnología no es nada. Lo que es importante es que tengas fé en las personas; las cuales son buenas e inteligentes, y si les das las herramientas necesarias, harán cosas increíbles con ellas -Steve Jobs

1
0
Share:

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *