El poder de la mujer es una realidad: en México tenemos algunas súper mujeres en roles clave en empresas internacionales o nacionales. Algunas de ellas, al mismo tiempo tienen hijos hermosos, adolescentes exitosos en la escuela o incluso adultos jóvenes con empresas prometedoras.

Luego estás tú. Eres reclutadora, y si estás tan loca como yo, eres una reclutadora de TI, que es uno de los reclutamientos más difíciles que existen. Haces muchas llamadas, publicas tus vacantes, y obtienes dos abogados, un dentista y un junior para un puesto de desarrollador senior. Cuando finalmente cubres una posición, nadie celebra, pero cuando no puedes cubrir esas vacantes imposibles, entonces es tu culpa que la compañía tenga problemas financieros, incluso tal vez sea su culpa que los osos polares estén sufriendo.

Pero, aun así, AMAMOS nuestro trabajo, está tan lleno de energía, de una dinámica rápida, no tienes tiempo para aburrirte, y tienes que ser la mejor versión de ti misma, tienes que sonreír y ser amable con tus candidatos incluso si acabas de llegar de una reunión terrible y de muchas cosas locas porque al final del día, eres una reclutadora de TI: estás en un lugar especial en el mercado. Tú sabes sobre tecnología y con tu trabajo estás agregando un valor asombroso al mundo.

Ese tipo que desarrolló una aplicación que permite a las nuevas mamás estimular la mente de sus hijos, el equipo que desarrolló la aplicación que ayuda a un padre ocupado a tener una gran calidad de videoconferencia con su hijo mientras viaja, esa chica que creó la aplicación que le permite a alguien organizar mejor su trabajo y poder irse a casa temprano y disfrutar de la vida, tú los contrataste. Eres increíble, y si nadie te ha dicho que tu trabajo es genial, déjame decirte, ¡LO ERES!

Muy bien, pero ahora, decidiste ser mamá … ¡Bienvenida al trabajo más loco y sin paga! Y aun así, bienvenida a la fase más hermosa de tu vida. Ser mamá puede no ser la única manera en que una mujer puede sentirse completa en el mundo, pero para aquellas que lo son, créanme que no importa cuánto nos quejemos de estar cansadas todo el tiempo, no podemos amar a alguien tanto como a nuestro pequeño humano. El mejor proyecto del mundo.

Quizás te estés preguntando, si ya estás en el límite de volverte loca por ser reclutadora, ¿cómo se puede evitar convertirse en un chango sin sentido ahora que tienes un bebé? Como mamá de una niña hermosa, me gustaría compartir con ustedes algunos consejos.

1. Pide ayuda: no, no podrás hacerlo todo tú.
Puede ser que no levantes la mano y pidas ayuda en el trabajo por temor a no poder cumplir con las expectativas. Primero, ¿qué expectativas? ¿Tienes claridad en tus KPIs? ¿Qué se espera de ti? Si no, pregunta, y si necesitas una reorganización, pídela. Es mejor tener una buena entrega que nada en absoluto porque dijiste que podías hacer más de lo que en realidad estaba a tu alcance. Además, ¡no olvides tu red! Y no, no estoy hablando de LinkedIn. Tu red es tu socio (si tienes uno), tus amigos, tu familia, tu niñera o la guardería que atiende a tu hijo, tu médico, y muchos más. Es posible que te sientas sola, pero la realidad es que estoy bastante segura de que tienes al menos un par de personas con las que puedes contar para que te ayuden en tu trabajo, con tu hijo o con otros recados.

2. Subcontrata … ya sabes lo que eso significa, ahora úsalo.
Necesitas tener un escenario claro sobre tus finanzas, tus ingresos y resultados, tu tiempo y, por supuesto, tu bebé. Si no lo haces, ¿qué estás esperando? ¡Hazlo! Ahora, subcontrata, se racional y realista. Tal vez quieras mantener tu casa limpia todo el tiempo, pero apenas tienes tiempo para lavarte los dientes. Contrata a alguien para que te ayude a limpiar un día de la semana, reúne los teléfonos de los servicios de entrega en tu área, como una farmacia, carnicería, pollo, frutería, e incluso un par de fondas que te entregan comida cuando no tienes el tiempo de hacerla. Podrías estar educada a hacerlo todo tu misma, pero un poco de ayuda para liberar espacio para que puedas hacer lo que realmente necesita, como bañar a tu hijo, poder quedarte 30 minutos más para una reunión importante, etc. va hacer magia para ti. Lo que sea que puedas quitar de tu plato, por más pequeño que parezca, te ayudará a tener más tiempo para concentrarte en aquellas cosas que no se pueden subcontratar.

3. No seas tan dura contigo.
A veces queremos ser perfectas, como, cerrar todas tus posiciones abiertas, vestirnos bien, tener el maquillaje, el atuendo y el peinado perfecto, tu casa limpia, un niño educado y de buen comportamiento, un compañero orgulloso de nosotros, una increíble vida sexual, buen dinero en el banco, tiempo para leer ese libro que te encanta o para ver el nuevo programa anunciado en la televisión. Pero, debes tener los pies en el suelo y entender que lo que estás haciendo no es nada fácil. Trabajar y ser madre al mismo tiempo tiene muchos beneficios, pero también muchas situaciones de culpabilidad. Desearías tener más dinero para pasar más tiempo con tu hijo, pero también para convertirte en la directora de recursos humanos y tomarte unas vacaciones en la playa mientras trabajas un par de horas por semana. Pero la realidad es que ya estás haciendo un trabajo increíble al levantarte todos los días y estar dispuesto a intentar hacerlo mejor hoy.

Puede que te sientas frustrada a veces, pero eres un reclutadora de TI, también conoces la sensación increíble cuando tienes éxito en una colocación difícil. Así que ser madre es así, puedes sentir que no estás haciendo lo suficiente, pero eres valiente y necesitas cuidar tu carrera y a tu pequeño. Organízate y llora si necesitas hacerlo, porque puedo prometerte que te reirás y llorarás de felicidad cuando veas a tu pequeño  sonriéndote y abrazándote. ¡Feliz día de las madres!

Sobre el Autor


Karla Salinas es psicóloga con una maestría en recursos humanos, que se especializa en las operaciones y la administración de diferentes aspectos del área de recursos humanos, las estrategias de reclutamiento y las operaciones para profesionales de TI y telecomunicaciones son su mejor opción. Ella tiene 16 años de experiencia en la industria de TI, trabajando en compañías con operaciones en México, Argentina, Canadá y los Estados Unidos para compañías multinacionales. Karla también ha capacitado a personas en el crecimiento de su carrera para ocupar puestos de alta dirección, ha impartido capacitación para el empoderamiento de las mujeres a profesionales jóvenes que buscan y merecen un lugar en la industria. Siendo de México, Karla también ha escrito diferentes artículos de TI en México (revista Develop) y Soy199 dedicada a jóvenes talentos en México.

0
0
Share:

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *